El mundo será mejor cuando cada uno de nosotros sea mejor.
Te invito a compartir aquí las bases del auto-conocimiento y el cómo disfrutar de paz, alegría, salud y abundancia de todo bien que te corresponden por derecho natural.

domingo, 29 de agosto de 2010

COMO NACIO MI PRIMER LIBRO METAFISICO

¿Les gustaría compartir esta vivencia?

Hoy, con alegría celebro los 21 años de la publicación de mi primer libro de Metafísica. Fue el 29 de agosto de 1989 y quiero contarles las circunstancias en que lo escribí.
Esto me remonta a mis comienzos.
Primero debo recordarles, (como conté en el libro “Corazón Alado”) que soy autodidacta y después de trabajar mucho, durante 5 años, con el libro “Cuatro en Uno” de Conny Méndez, quise compartir lo que había aprendido.
Para ello invité a mi hogar a personas conocidas y empezó mi experiencia piloto. Echando mano a libros de mi biblioteca, leíamos, comentábamos, para comprender bien y... como no podía faltar a una Maestra, también usábamos el pizarrón.
Como los asistentes se sentían satisfechos y entusiasmados con estos temas que escuchaban por primera vez, querían material de apoyo. Entonces hacíamos fotocopias del único libro que poseíamos, porque me lo trajo de regalo, de Caracas, mi amiga Mabel. Así terminó ese 1988.
Al año siguiente, en marzo, reanudamos la tarea pero ya eran 20 personas y no cabían más en el living de mi hogar. Entonces, Elsa Magurno ofreció un salón prestado y la concurrencia subió a 65 personas. Ya era más complicado manejarnos con fotocopias.
Llegó el mes de julio, de vacaciones para los Maestros, en Argentina, mi país y yo en vez de tomarme descanso como Maestra, (no sé por qué) me puse a escribir un resumen de las enseñanzas que hasta ese momento había alcanzado.
Fue un trabajo arduo el resumir un libro en 4 puntos fundamentales. ¡Pero lo hice!
Lo llevé a imprimir y me dijeron que al menos debía hacer 500. Dije “no necesito tantos”. Y me fui.
Días más tarde regresé explicando al editor: “Dice el Arcángel Uriel que los haga nomás"
¡Imaginen la expresión de su rostro! (mmm ¡qué habrá pensado de mí) pero lo cierto es que el 29 de agosto de 1989 ¡nació mi primer libro!
Pronto tuve la respuesta de por qué se me dio por escribirlo: es que en el próximo curso ya los asistentes eran 120 y sería impráctico lo de las fotocopias.
Hoy, a más de 20 años, aquel primer libro dio muchos frutos, porque las personas entusiasmadas y agradecidas demandaron más nuevos libros, que eran escritos en 2 o 3 meses y por eso eran pequeños, llegando a ser en la actualidad una rica Colección de Enseñanzas para el buen vivir.
¡En fin, aún ahora me asombro, nunca pensé que me convertiría en escritora! 
Siento la satisfacción del deber cumplido, al dar lo que vine a dar cuando elegí ser Maestra. ¡Gracias a la Vida por darme tanto para poder DAR!

¡Muchísimas gracias y que nuestro contacto sea fluído!
¡Les envío un cálido y fraternal abrazo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario