El mundo será mejor cuando cada uno de nosotros sea mejor.
Te invito a compartir aquí las bases del auto-conocimiento y el cómo disfrutar de paz, alegría, salud y abundancia de todo bien que te corresponden por derecho natural.

miércoles, 29 de febrero de 2012

LA QUINTA PROFECIA MAYA (continuación)

Esta profecía es bastante extensa, por eso la presentaré en 3 partes.
El amanecer de la galaxia debe basarse en el PROFUNDO RESPETO de los unos por los otros y en el reconocimiento de que todo lo que existe, es como otra parte de cada uno, por eso, no se necesitarán aparatos represivos.
La nueva humanidad no necesitará de sistemas tecnológicos de las comunicaciones existentes, pues el hombre estará conectado mentalmente (que no significa poder llamar mentalmente a una persona) sino tener absoluta confianza en el semejante respetando el fin, por lo que la violencia dejará de existir.
Estamos en el final del ciclo de la noche de 5125 años, en el final de un día galáctico de 26.000 años.
Si queremos vivir una nueva era de armonía, la primera tarea es aprender a tener buenas relaciones con los demás, sentir y reconocer cada día los ciclos de la naturaleza, del sol y la luna.
Abrir la mente a la nueva información y a la galaxia, intuir la realidad más allá de los sentidos y no limitarnos con los conceptos del tiempo y el espacio.
Para los mayas, el cuerpo físico, el material, es sólo una masa, energía densificada. Es materia indestructible y eterna, que sólo cambia permanentemente. Se organiza gracias a lo que llamamos ahora el ADN o ácido desoxirrivonucleico, que ellos veían como una información codificada originada en Dios, en Hu Nap Hu.
Su capacidad de aprendizaje es diferente para todos los seres humanos, ya que depende de su potencialidad genética, de la herencia de sus antepasados y de los efectos de sus recorridos por otras vidas, de su Karma.
Karma se entiende como el destino trazado de las experiencias que el hombre debe vivir para completar su aprendizaje en esta vida, la parte difícil de lo que vivimos.
Ellos creían que el Ol, el ego, o la mente, estaba en una dimensión más arriba que la tercera dimensión en la que se encuentra nuestro cuerpo físico.
El espíritu o Injan, como lo llamaban ellos, es la conciencia permanente de todo ser humano. Existe antes de encarnarse en un cuerpo y permanece después de la muerte física.
El espíritu es lo que realmente evoluciona.
Cada vida aumenta con sus experiencias vividas con su Ol, con su ego.
La personalidad es la que genera el proceso de evolución durante cada día.
El espíritu es la conciencia permanente que no se desorganiza ni se pierde nunca. Sólo aumenta su comprensión sobre la creación, con las experiencias vividas por las distintas personalidades en su sucesivas encarnaciones.
Así pasamos de la monarquía absolutista a la democracia en que vivimos, así pasaremos a escoger a nuestros gobernantes no por la cantidad de votos, sino por su sabiduría evidente.

En la próxima entrada terminaremos con la 5ª profecía

martes, 28 de febrero de 2012

LA QUINTA PROFECIA MAYA

La Quinta profecía nos dice que todos los sistemas basados en el miedo sobre lo que se fundamenta nuestra civilización se transformarán simultáneamente con el planeta y el hombre para dar paso a una nueva realidad de armonía, el hombre está convencido que el universo existe solo para él, que la humanidad es la única expresión de vida inteligente, y por eso actúa como un depredador de lo que existe.
Los sistemas fallarán para enfrentar al hombre consigo mismo y hacerle ver la necesidad de reorganizar la sociedad, y continuar en el camino de la evolución, que nos llevará a comprender la creación.
El nuevo día galáctico está anunciado por todas las religiones y cultos como una época de paz y armonía para toda la humanidad, es claro entonces que todo lo que no produzca este resultado debe desaparecer o transformarse, la nueva época de luz no puede tener una humanidad basada en la economía militar de imposiciones de verdades por la fuerza.

martes, 21 de febrero de 2012

LA CUARTA PROFECIA MAYA

     La cuarta profecía Maya nos dice que debemos terminar con la conducta depredadora, para sincronizarnos con los ritmos de la naturaleza y ajustarnos a los cambios que llevarán a todo el universo a una era de armonía.
     Los Mayas dicen que los cambios en el clima, producirán el derretimiento de los polos, permitiendo así que la tierra se limpie y reverdezca nuevamente y cambiará la composición física de nuestros continentes.
   Todas las profecías buscan un cambio en la mente del hombre, pues el universo está generando todos esos procesos para que la humanidad se expanda por la galaxia, comprendiendo su integridad fundamental con todo lo que existe.

viernes, 17 de febrero de 2012

TERCERA PROFECIA MAYA (Actuar es lo fundamental)

Es mi responsabilidad informar, para estar despiertos, alertas y actuando. 
Una posición razonable, de equilibrio,  me parece, es tener en cuenta estos puntos:
1º- Reconocer que así están las cosas, a este punto hemos llegado.
2º- Cultivar la calma, analizar los puntos a mejorar en lo personal.
3ª- Confiar en la SUPREMA FUENTE que sólo quiere nuestra evolución.
4º- Los eventos se modifican si se modifican los comportamientos.
5º- No es  cuestión de no hacer nada y desentendernos de todo lo que está pasando.
6º- La gran fuerza de muchas personas unidas en el bien produce modificaciones en los eventos.
7º- NO dejarnos atrapar por miedos, sino actuar, para atenuar las consecuencias.

     La tercera profecía maya dice que una ola de calor aumentará la temperatura del planeta,  produciendo  cambios climáticos geológicos y sociales en una  magnitud sin precedentes y a una velocidad asombrosa.
     Se dará por varios factores, lo causado por el hombre, como auto-destrucción  y también por el sol mismo que al acelerar su actividad, aumenta su vibración, produce más radiación, aumentando la temperatura.
     Los cambios están  ya pero como nos hemos ido adaptando a ellos, tal vez no los percibimos.
    Las  condiciones  climáticas producen alteración en las lluvias, disminuyen su cantidad, intensidad y regularidad.
     El aumento de la temperatura producirá fuertes vientos y tornados.
     Los fenómenos asociados a la corriente del niño, son evidentes. El sistema hidráulico es fundamental, pues la tierra está cubierta en un 70 por ciento de agua.
     Al aumentar la temperatura también disminuirá la humedad en el ambiente, habrá menos humedad en el cielo y mayor  actividad en el sol, agravando el problema y así se producirán sequías e incendios.
      La falta de agua producirá inconvenientes en toda la  producción, reduciendo su crecimiento y las cosechas.
      Todo esto causará un fuerte impacto en la economía y habrá descontento social.
      El comportamiento del hombre será crucial para sobrellevar el aumento general de la temperatura causada por su propia conducta inconsciente y depredadora.


¡No desalentarnos! Sino poner las mentes en positivo, creando, visualizando, imaginando el mundo que en verdad deseamos, viendo todo como una gran transmutación, purificación y renacimiento.
Recordemos que estos meses, hasta fin de año, son el último "pedacito" de la la noche galáctica y en diciembre nacerá el nuevo día galáctico!!! 
¡ESPEREMOS TODOS CON GOZOSA ALEGRIA!

lunes, 13 de febrero de 2012

SEGUNDA PROFECIA MAYA

Siempre, cada uno, decide su propio destino.
Los cambios se están dando y por eso es bueno tenerlos presente.
La información es valiosa cuando es positiva y nos indica qué hacer en las distintas situaciones, por eso publico estos anuncios.
    
La 2ª Profecía Maya anuncia que el comportamiento de toda la humanidad cambiaría rápidamente a partir del eclipse de sol del 11 de agosto de 1999. Fue un eclipse sin precedentes, por la alineación en cruz cósmica, de casi todos los planetas, con centro en La Tierra.
Los Mayas sostenían que a partir de ese eclipse los hombres perderían fácilmente el control de sus emociones o bien afianzarían su paz interior y tolerancia evitando los conflictos.
Desde entonces se vive una época de cambios que es la antesala de una nueva era. Antes del amanecer es cuando más oscura es la noche.   
Esta profecía indica que la energía que se recibe desde el centro de la galaxia, aumentará y acelerará la vibración en todo el universo, para conducirlo a una mayor perfección.
Esto producirá cambios físicos en el sol, en la tierra y cambios psicológicos en el hombre en su comportamiento, forma de pensar y de sentir.
Se transformarán las relaciones y formas de comunicación, los sistemas económicos, sociales, de orden y justicia.
      Cambiarán las creencias religiosas y los valores aceptados, el hombre se enfrentará a sus miedos y angustias para resolverlos y así podrá sincronizarse con los ritmos del planeta y el universo.
      La humanidad podrá ver claramente que cosas está haciendo mal, para corregirlas. Este es el primer paso para cambiar de actitud y conseguir la unidad, la conciencia colectiva.
     Se incrementarán los sucesos que nos separan, pero también los que nos unen. La agresión, el odio, las familias en disolución, los enfrentamientos por ideologías, religión, modelos de moralidad o nacionalismo.
    Simultáneamente más personas encontrarán la paz, aprenderán a controlar sus emociones, habrá más respeto, serán más tolerantes  y comprensivas.    
    Al final del ciclo cada hombre será su propio juez.
    Cuando el hombre entre al salón de los espejos para examinar todo lo que hizo en la vida, será clasificado por su manera de actuar día tras día, con los demás y su respeto por el planeta.
    
   Todos se ubicarán acordes a lo que sean. Los que estén en armonía comprenderán que lo que sucede es un proceso de evolución. Otros, por ambición, miedo y frustración culparán a los demás o a Dios por lo que sucederá.
   Todas las opciones estarán disponibles, prácticamente sin censura de ninguna clase y los valores morales serán más laxos que nunca para que cada cual se manifieste libremente como es.
     Si la mayoría de los seres humanos mejora su comportamiento y se sincroniza con el planeta, se neutralizarán los cambios drásticos.
   Hay que ser concientes de que el hombre siempre decide su propio destino, especialmente en esta época.
 Las profecías son sólo advertencias, para que tomemos conciencia de la necesidad de cambiar de rumbo y así evitar que se hagan realidad.

Resumiendo: todo saldrá a la Luz, para corregir lo que sea necesario.
La clave: imprescindible dedicar más tiempo a la transmutación, armonización y paz.
Cada uno podrá entonces contribuir a la gran onda de bienestar colectivo y planetario.
Hermanos, los invito: ¡Sumémosnos a la acción!

sábado, 11 de febrero de 2012

ALENTADORES ANUNCIOS PARA ESTE AÑO

Queridos lectores...
¡Llegó el tan nombrado 2012!  Y va transcurriendo muy velozmente, verdad?
¿Y ahora qué? podemos preguntarnos.

Desde mi punto de vista y teniendo en cuenta el objetivo de mi Tarea, considero bueno que tengamos una visión general de los anuncios que se hicieron para este año.
Sí, el 2012 ha llegado, lo estamos transcurriendo pero tengamos en cuenta que la fecha clave, para el renacer de un NUEVO DIA GALACTICO, será recién en diciembre.
Mientras tanto, tenemos unos cuantos meses por delante, de suma importancia en cómo los vivamos y para ello iré dando enseñanza,  que cada uno tomará o dejará según su libre albedrío.
 Los anuncios son realmente muy alentadores, hermosos y aquí se los dejo habiendo resumido lo fundamental, hoy, sobre la 1ra. profecía

PRIMERA PROFECIA MAYA

La primera profecía habla del final del miedo, dice: "que nuestro mundo de odio y materialismo terminará el sábado 22 de diciembre del año 2012. Para ese día la humanidad deberá escoger entre desaparecer como especie pensante que amenaza con destruir el planeta o evolucionar hacia la integración armónica con todo el universo, comprendiendo que todo está vivo y consciente, que somos parte de ese todo y que podemos existir en una nueva era de luz.
Abramos nuestra conciencia y nuestra mente para integrarnos con todo lo que existe.
Para el 21 de diciembre de 2012 la humanidad debe estar preparada para atravesar la puerta que nos dejaron los Mayas, transformando a la civilización actual basada en el miedo, en una vibración mucho más alta de armonía.
Nos dicen que el cambio de los tiempos permitirá ascender un peldaño en la evolución de la conciencia y dirigirnos hacia una nueva civilización que manifestará mayor armonía y compresión para todos los seres humanos.
Profetizaron también que manchas del viento solar cada vez más intensas aparecerían en el sol. Desde 1.992 la humanidad entraría en un último período de grandes aprendizajes, grandes cambios.
Esta primera profecía anuncia que comenzaría una época de oscuridad que nos enfrentaría a todos con nuestra propia conducta.
Dijeron que las palabras de sus sacerdotes serían escuchadas por todos nosotros como una guía para despertar, ellos llaman a esta época como el tiempo que la humanidad entrará al gran salón de los espejos, una época de cambios para  enfrentar  al hombre  consigo mismo, para hacer que entre al gran salón de los espejos y se mire y analice su comportamiento con él mismo, con los demás, con la naturaleza y con el planeta en donde vive. Una época para que toda la humanidad por decisión consciente de cada uno de nosotros decida cambiar, eliminar el miedo y la falta de respeto de todas nuestras relaciones.


Como conclusión: revisarnos, corregirnos, ser cada día mejores personas y elevar las propias vibraciones para estar a tono con el proceso de evolución planetaria.


En la próxima entrada veremos los anuncios de la 2ª profecía.