El mundo será mejor cuando cada uno de nosotros sea mejor.
Te invito a compartir aquí las bases del auto-conocimiento y el cómo disfrutar de paz, alegría, salud y abundancia de todo bien que te corresponden por derecho natural.

domingo, 26 de febrero de 2017

Usemos bien la energía de los eclipses

¿Qué aprendimos desde niños sobre los eclipses?
Aprendimos a tenerles miedo, la idea era que causan daño. Que alteran a las personas, al sistema nervioso, al humor, etc. Y ahí terminaba la explicación. Sólo lo perjudicial.

Pero hoy sabemos que nos traen un gran beneficio para nuestro crecimiento, para liberarnos de lo que nos hace mal.
Si bien la energía de un eclipse es fuerte y revuelve nuestras emociones, es para qué salgan a la Luz y sean sanadas.
Qué distinta es la visión, verdad?
Antes nos quedábamos sólo con la remoción. Ahora sabemos lo bueno y útil de esa remoción.
¿Qué podríamos estar sintiendo? Cansancio, decaimiento, nerviosismo, estrés, etc. Pero no por “culpa” del eclipse, sino porque hay emociones que pueden estar escondidas. ¿Cuáles? Culpas, frustraciones, enojos, rencores, desazón, pérdida del sentido de la vida, etc. “bajo la alfombra” o sea sin reconocerlas a nivel consciente.
Así de simple. Aprovechemos, veamos qué cosas dañinas tenemos y demos gracias al eclipse por mostrárnoslas para eliminarlas de nuestras vidas. Claro, eso si así lo decides inteligentemente pero si no te importa en lo más mínimo, deja pasar la oportunidad y sigue con tus emociones tóxicas “guardaditas” hasta que se aparezcan como alguna enfermedad.
Eso puedo asegurarlo. Ya lo científico también lo reconoce. Todo pensamiento, sentimiento, emoción, archivado en el subconsciente produce un elemento químico saludable o pernicioso: perturbación de la salud, enfermedad, bloqueo energético… en fin, deterioro del cuerpo carnal.

Conclusión: Después de un eclipse nuestra vida puede mejorar notablemente o no, dependiendo de nuestra actitud.
Como corolario, las energías positivas ocuparán el espacio que dejaron las otras, si es que se identificaron y se eliminaron.

Lo mejor: vivirlo con calma, mucha agua, naturaleza, reunión familiar o con amigos o en meditación, Servicios, Oración, encendido de una Llama, sahumerios, introspección…

No hay comentarios:

Publicar un comentario