El mundo será mejor cuando cada uno de nosotros sea mejor.
Te invito a compartir aquí las bases del auto-conocimiento y el cómo disfrutar de paz, alegría, salud y abundancia de todo bien que te corresponden por derecho natural.

sábado, 19 de abril de 2014

PASCUA - Meditación: Jesús resucitado

Amado Maestro Jesús, desde lo profundo de mi corazón hoy quiero expresarte lo que siento. No deseo recordarte con dolor, ni torturado en la cruz, antes bien deseo comprender el sentido de tu ofrenda.

Sembraste la Luz de la Verdad y del Amor en una humanidad que no supo comprender Tu Mensaje. Aún quienes Te rodearon Te abandonaron y Tú pudiendo evitar tanta ignominia preferiste continuar hasta el final.

Viniste para darnos el ejemplo del camino a seguir, para hacernos conocer la Verdad que nos libera, para mostrarnos que la Vida es Eterna, que no existe la muerte. Por eso resucitaste triunfante y tomaste de nuevo el cuerpo que quisieron destruir.

¡Tú estás vivo aquí, ahora y eso es lo que importa!
Tu prédica no fue en vano, tu misión no fue estéril, las semillas que sembraste dieron frutos abundantes. Hoy caminas a través de tus fieles, que por miles recorren la Tierra pregonando Tu Verdad, disipando las tinieblas del desconocimiento.
Tu corazón amante y Tus manos siguen bendiciendo, sanando, confortando e irradiando Tu Divina Energía por todo el mundo.
Tus labios siguen perdonando y purificando a esta humanidad que Tú amas tanto.
Tu lavas nuestras faltas y errores, liberándonos de sufrimientos.
Tus ojos límpidos y serenos siguen mostrándonos la gloria excelsa del Reino Celestial.
Tus pies caminando a través nuestro, llevan Tu Enseñanza de Amor y Sabiduría por toda la Tierra, para bendición de la humanidad.
Ya no más tristeza, ni dolor. Tú nos quieres felices, cantando de dicha y libres de limitación.
¡Tú has resucitado! ¡Y yo resucito Contigo! ¡Hoy renazco a la vida!
¡Un canto de alabanza al Creador brota desde mi pecho!
Hoy siento dicha, alegría, entusiasmo, inundando todo mi ser con Luz Divina.
Hoy, YO SOY Libre, en la Gracia.
Estoy tranquilo, seguro, sereno, confiado, tomado de tu mano camino por la vida.
Yo Soy la Resurrección y la Vida, de todo el bien.
¡Yo Soy Luz, Yo Soy Amor, Yo Soy Verdad!
¡Yo Soy Paz, Yo Soy Fortaleza, Yo Soy Sabiduría!
¡Yo Soy Opulencia, Salud, Libertad, porque Yo Soy todo lo que Yo Soy Es!
¡Gracias Amado Jesús por Tu Divina Enseñanza!
¡Alabado Eres Altísimo Dios Padre-Madre!

Fuente: Libro "La llave simple de la felicidad"


No hay comentarios:

Publicar un comentario