El mundo será mejor cuando cada uno de nosotros sea mejor.
Te invito a compartir aquí las bases del auto-conocimiento y el cómo disfrutar de paz, alegría, salud y abundancia de todo bien que te corresponden por derecho natural.

lunes, 18 de enero de 2016

SOBRE “YO ME AMO” y el sauce llorón.

Amados hermanos lectores
Como corolario de temas sobre el Amor, llega el momento de publicar “Yo me amo” y entonces me pregunto: ¿es que nos enseñaron el amor a uno mismo?
¿O a ustedes también les contaron, como a mí, la leyenda del sauce llorón?
Érase una vez……una niña vanidosa que se pasaba mucho tiempo inclinada, mirando su figura en el agua del río o lago y como castigo, por su vanidad, inmodestia o vanagloria, se quedó para siempre fija junto al río y por eso llora. Las ramas que caen representan a la cabellera de la niña.
Entonces…con esta “historia”, lejos de apreciar algunas de mis virtudes (que todos poseemos, seguramente) más bien se me grabó que debía sentir rechazo hacia mí misma, para que no se me castigue.
Fui educada con el rigor de que se nos marcaba todo lo malo que hacíamos y no recibíamos ningún estímulo por lo bueno.
Concluyendo y relacionando: nos parece a muchos, algo novedoso esto de decirnos y sentir “yo me amo”. Por eso quiero explicarlo.

¿Qué significa “yo me amo”?
“Yo me amo” significa, amo al Ser de Luz que Yo Soy. Amo a mi cuerpo-templo porque está formado de esa luz electrónica.
Además, si yo no me amara, no podría amar a los demás.
“Ama al prójimo como a ti mismo”, enseñó el Maestro Jesús.
Dando vuelta la expresión podríamos decir “como a ti mismo ama al prójimo”, porque el prójimo es otro tú. No hay separación, él es igual a ti, en su Esencia.
El decir, “yo me amo” no refiere al pequeño ser personal, al ego, que tiene imperfecciones, que no son Creación Divina.
En el caso de una persona con sobrepeso, por ejemplo, (jamás odiar al propio cuerpo) ya que puede ser también transformado, para que exprese la belleza de un cuerpo esbelto y Perfecto como Dios lo creó.
¿Cómo se puede lograr esto?
. Cambiar la imagen mental. Pensar, imaginar, visualizar “yo soy” armonioso, simétrico, Perfecto, con el peso que mi estatura requiere.
. Limpiar las negatividades acumuladas. Emplear la Luz Violeta.
. Y de hecho, ejercer el control de lo que se ingiere, gobernando desde el Ser Superior, ya que el cuerpo obedece pronto al mandato Interno.


No hay comentarios:

Publicar un comentario