El mundo será mejor cuando cada uno de nosotros sea mejor.
Te invito a compartir aquí las bases del auto-conocimiento y el cómo disfrutar de paz, alegría, salud y abundancia de todo bien que te corresponden por derecho natural.

martes, 11 de octubre de 2016

¿Cómo funcionan ahora esos cuerpos? (continuación del tema anterior)

Nuestros cuerpos, al principio funcionaban según el propósito para el que fueron creados. Es decir, cada electrón, átomo y célula funcionaba armoniosamente, copiando la perfección que veían en los cuerpos mental, emocional y etérico, guiados por el Ser Superior, Tú, como conductor de la  energía pura. Igualmente tu cuerpo reflejaba esa pureza,  en belleza, perfecta salud y vigor.
Tus cuerpos o instrumentos eran obedientes a tu comando. Pero con el correr del tiempo, esto fue cambiando. Empezaste a generar imperfecciones, es decir a pensar y sentir cosas distintas de la Verdad y ahí surgió la contaminación de tus pensamientos-sentimientos
Entonces tus cuerpos empezaron a funcionar como entidades separadas de su conductor, como entidades con deseos propios que ellos tratan de satisfacer o sea que actualmente podemos definirlos así:
Tus cuerpos son entidades vivas, inteligentes (como siempre lo han sido) pero ahora se están manejando por su cuenta, gobernando ellos tu vida.
Al conocer esta verdad, es necesario que tomes Tú las “riendas” y hagas que ellos te obedezcan de nuevo.
Este ejemplo te mostrará muy claramente como se produce este “manejo” de los cuerpos.
Supongamos que Tú, tu Yo Soy, tu Yo Superior, hoy decide que  quiere  hacer dieta o comer  moderadamente, alimentos livianos, sanos. Pero tu yo humano tiene el hábito, la costumbre, de comer alimentos suculentos  y eso querrá. Ahí está la resistencia a obedecer a lo que Tú, hoy quieres.
Cuando aplicas estas Enseñanzas, piensas, sientes, hablas y obras de acuerdo con el propósito para el que viniste: ser feliz y expandirlo.
De esa forma, actúas correctamente, desde adentro hacia fuera, creando tu propio mundo de armonía, salud y abundancia de todo bien.
Lamentablemente, a veces se invierte esta forma de funcionar. Así, pasan a ser tus instrumentos los que manejan tu vida, desde afuera hacia adentro.
¿Y qué viene desde afuera?
Desde afuera viene lo que informan tus sentidos, lo que ves, lo que oyes, lo que sientes. Así llegas a creer que esa es la realidad.
En ese momento dejas de ser el conductor de tu vida, desde el interior y quedas a merced de condiciones externas limitantes, que penetran en ti como opiniones ajenas, creadas en general, por mentes equivocadas, que ignoran cómo es su yo humano y cómo pueden gobernarlo.
Los seres humanos hemos llenado de falsedades, de apariencias, hasta la atmósfera que nos rodea, por la ignorancia, que es el único mal del mundo.
A medida que más y más personas, tomen estas Enseñanzas, sus mentes se irán iluminando y empezarán a ver con esperanza y gozo, que ellas pueden de nuevo hacerse dueñas de sus vidas, funcionando desde su Centro Corazón, conectadas con su Mente Superior.
La Iluminación, que es el despertar al Uso de la Conciencia “Yo Soy”, hará que logremos el equilibrio de nuestros  cuerpos.
Ese equilibrio es el que muestra de mal, la Cruz de brazos iguales, significando el dominio de los cuerpos, ejercido desde el Centro Corazón. A esto, todos llegaremos en algún momento de nuestra   evolución.

Lo mejor, por nuestro propio bien y el de toda la humanidad, será dedicarnos con amor y paciencia a pulir nuestra personalidad. Para esto vinimos y es la única forma de ser plenamente dichosos.
¡Regocíjate porque esto es posible!



No hay comentarios:

Publicar un comentario