El mundo será mejor cuando cada uno de nosotros sea mejor.
Te invito a compartir aquí las bases del auto-conocimiento y el cómo disfrutar de paz, alegría, salud y abundancia de todo bien que te corresponden por derecho natural.

viernes, 14 de octubre de 2016

LA MISION DE CADA UNO

¿Es que todos venimos con una misión a esta vida?
¿Te lo preguntaste alguna vez? ¿Lo habías imaginado?
¿O es el caso de que ni siquiera te consideras merecedor de tener una misión?
Por todo esto, hoy me propongo a darte una breve reflexión que tal vez sea para ti una verdadera revelación que de sentido a tu vida.

Cuando ignoramos el motivo por el que vinimos al mundo, generalmente nos quejamos, pensando que la vida no nos trata bien.
 El no conocer cuál es nuestra misión y por lo tanto, no realizarla, hace que las personas vivan una vida pobre en muchos sentidos, en especial en el aspecto espiritual.
Cuando uno realiza “el sueño de su vida”, ese solo hecho hace que su aura vibre en una octava más alta.
Esto da  una gran vitalidad, pues sin saberlo, se vibra en una dimensión superior y es de allí de donde viene la vitalidad. Entonces, hasta es difícil  enfermarse.
Seguir la misión personal  hace que nuestra mente sea más brillante, pues aún sin darnos cuenta, se recibe ayuda por medio de la intuición, de Seres de elevada Conciencia.
Aunque nos parezca que las ideas brillantes son nuestras, en verdad son inspiradas por Conciencias Superiores, desinteresadas y para quienes servir es un privilegio.
La manera de encontrar nuestra misión en la Tierra, es, primero recordar cuál era el sueño más importante que teníamos a los 7 años y después descubrir bajo el auspicio de que rayo nacimos.
El rayo al cual pertenecemos, es el  que inclina la balanza hacia el triunfo en el área en que mejor nos desempeñaremos y así es inevitable sentirnos contentos, satisfechos, realizados en nuestro vivir.

¡Ah… qué bueno es sentir que estamos cumpliendo nuestra Misión!


No hay comentarios:

Publicar un comentario