El mundo será mejor cuando cada uno de nosotros sea mejor.
Te invito a compartir aquí las bases del auto-conocimiento y el cómo disfrutar de paz, alegría, salud y abundancia de todo bien que te corresponden por derecho natural.

jueves, 2 de junio de 2011

EL ELEMENTAL DE NUESTRO HOGAR

Discúlpenme amados lectores. Se me pasaron varios días sin publicar aquí.
Estoy en la produción de un nuevo libro, lo que me insume mucha, mucha dedicación, concentración, tiempo, etc.
Pero hoy les envío algo muy útil para nuestro bienestar. Así que cuidemos que elemental no copie nuestras malas ondas.

Así como vimos que un Espíritu Elemental cuida y mantiene nuestro cuerpo físico, de la misma forma, hay un Espíritu Elemental encargado de nuestro hogar. Éste es provisto en el momento en que creamos mentalmente, visualizamos, diseñamos, imaginamos, nuestra futura casa. Él será el cuidador y guardián de ese hogar.
Y cuando la casa ya esté construida, él morará en ella.
Es la inteligencia que rige a todas las pequeñas vidas, electrones, presentes en cada partícula de los materiales usados en la construcción.
¿Qué relación tiene este Elemental con los humanos moradores?
Como sabemos ya, un Elemental es vida inteligente, respirante, con una conciencia y evolución propia.
Al vivir con nosotros, expande su aura en nuestro hogar y se siente afectado por la forma de vida de los humanos. Recordemos una vez más que los elementales copian lo que ven, oyen y sienten.
De esta forma, el Elemental de nuestro hogar será una presencia benéfica o no, según los moradores sean armoniosos o discordantes. Si llevamos una vida sana, alegre, feliz, él es igual y atrae y produce sucesos felices.
De lo contrario se contagia de las malas ondas y contribuye, atrayendo disturbios, por afinidad.
Nuestro hogar es así, alegre o triste, armonioso o discordante. De nosotros depende, una vez más. Nuestra casa responde al amor, al cuidado, al orden que ponemos en ella y si la abandonamos se nota la pesadez, la tristeza de las casas abandonadas.
Al entrar en una casa, notamos su vibración baja o elevada.
En algunas, da ganas de salir rápido, nos ahoga, en otras, no nos dan ganas de irnos.
Debemos amar a nuestra casa, bendecirla, agradecer el cobijo que nos da. Enumerar sus comodidades y dar gracias a Dios que nos la proveyó. Aún siendo alquilada, es nuestra casa.
Podríamos tomar la costumbre de decirle:
     “Mi casa querida, te bendigo, te agradezco el cobijo y toda la comodidad que me das.
Te lleno de luz, de amor y de alegría.
Te lleno de Luz Rosa para que todo el que entre aquí sienta el Amor en su corazón y nadie desee dañarte.
Espíritu Elemental, que cuidas mi hogar, te Bendigo, te Amo y te doy gracias”.
Nuestro hogar será entonces un imán del bien, bello, alegre, feliz y abundante.



2 comentarios:

  1. Hola! podrias ayudarme? Vivimos con mi novio en la casa de sus padres porque no podemos economicamente tener nuestra casa, Queremos tener un hijo, pero siento que no puedo darle un hogar. Que sucede aqui metafisicamente? porque no puedo"manifestar" mi hogar? Es algo interior o es solamente un problema económico? Gracias desde ya por tu ayuda!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuestión de tiempo.Sigue trabajando con este tema, con paciencia y total abandono al Universo que sí quiere que tengas tu hogar. Nada de duda ni ansiedad porque anularías lo que dices desear. Te das cuenta? Si te pones mal estás asegurando que no vas a recibir. No te parece lógico esto?. O sea, tú misma puede que estés anulando lo que dices desear. Vamos confianza total, paz-ciencia y tendrás tu hogar. Sigue todas las instrucciones sobre cómo pedir.

      Eliminar