El mundo será mejor cuando cada uno de nosotros sea mejor.
Te invito a compartir aquí las bases del auto-conocimiento y el cómo disfrutar de paz, alegría, salud y abundancia de todo bien que te corresponden por derecho natural.

miércoles, 9 de mayo de 2012


NUESTRO ANGEL GUARDIAN

Nuestro Ángel Guardián es sencillamente una parte de nosotros mismos. Es un núcleo de Luz de intensidad más reducida que la Presencia “Yo Soy”.
Suele resultar difícil para nuestra mente terrena, el comprender que en Verdad somos una Unidad, con distintas partes o cuerpos.
A esta parte de nosotros mismos se le dan distintos nombres. Lo más familiar, es llamar a esta parte de nuestro ser, el Ángel de la Guarda, Ángel Guardián o Ángel de la Presencia o Santo Ser Crístico o Cristo Interno pero también se lo suele designar con otros nombres, tales como:
. Inteligencia Selectiva.
. Ángel Crístico.
. Hombre de Oro.
. Cuerpo Mental Superior.
. Intermediado.
. Guardián Celestial
Conocer estos nombres evitará confusiones si los encontramos en algún libro. De este modo sabremos que  ellos refieren al Ángel Guardián.
En Verdad, somos el Ángel Guardián de nuestra personalidad o sea  el Director de nuestras acciones terrenas, la Conciencia Interna que nos indica cuando no estamos “portándonos” bien.
Para aclarar aún más este tema, cito palabras textuales de “Los Maestros Ascendidos Escriben el Libro de la Vida”:
“Entre la Presencia "Yo Soy" y la forma física mora el Santo Ser Crístico, (también conocido como el Ángel Guardián). Es un Ser Inteligente, de Luz, con una Conciencia Pura y Perfecta, que crece y aumenta con el Cuerpo Causal.
Aunque el Santo Ser Crístico tiene una acción vibratoria inferior a la Presencia “Yo Soy”, es UNO en acción con la Presencia y como sus características son de naturaleza sentimental, es, por lo tanto, el Observador Silencioso del individuo (el Hijo Unigénito de Dios) y cuando se le permite libertad de acción en el mundo del individuo, actuará como  un Divino Director de todos los aspectos materiales.
Cuando el estudiante ha avanzado en el Sendero, la proyección o retrato del Ser Crístico a través del cuerpo físico, es lo que se ha llamado La Segunda Venida del Cristo, lo que debe ser un asunto individual. Así, debemos entender por qué no es suficiente sólo creer en el Cristo, sino que cada uno debe convertirse en el Cristo, dentro de su propio ambiente.
Jesús se refirió a esta Chispa de la Divinidad dentro del hombre, como “el Padre en lo Interno”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario