El mundo será mejor cuando cada uno de nosotros sea mejor.
Te invito a compartir aquí las bases del auto-conocimiento y el cómo disfrutar de paz, alegría, salud y abundancia de todo bien que te corresponden por derecho natural.

sábado, 31 de octubre de 2015

TU TAMBIEN ERES UTIL Y VALIOSO . La sociedad te necesita!

¿Qué podemos aportar a este mundo que necesita de todos?
“Los ancianos abran la boca y enséñennos, transmítannos sabiduría”
Esto es lo que expresó nuestro Papa, Francisco, en su visita a Brasil. También agregó:
 “En el pueblo argentino, yo se los pido de corazón a los ancianos, no claudiquen de ser la reserva cultural de nuestro  pueblo, que transmite la justicia, que transmite la historia, que trasmite  los valores... y ustedes los jóvenes déjenlos hablar, escúchenlos y lleven adelante"
Estas palabras me motivan a tratar hoy sobre el “papel” de las personas mayores en nuestra sociedad, ya que ésta tiene imágenes bastante negativas sobre la ancianidad y por eso se requiere un cambio radical de pensamiento, olvidando lo que se dice sobre ser adultos mayores.
¿Por qué esos pensamientos tan desalentadores para cuando avanzan los años? Es que se piensa sólo  en lo que se ve, en el desgaste del cuerpo.
Ahí está el concepto erróneo que hoy me propongo mostrar al mundo, con la idea de levantar el ánimo a muchas personas, con justa razón y de ubicar en el lugar correcto a los “viejos” como integrantes de una comunidad.
Ocurre que la visión de la sociedad respecto a la edad avanzada, no es espiritual, al menos en nuestra región.
No ve a los seres humanos como portadores de un alma inmortal, sino como organismos físicos que gradualmente se deterioran y se vuelven inútiles.
Pero cada ser humano que experimenta la vida con un corazón abierto y una mente abierta, entenderá que hay más que esto en la vida.
Hay una dimensión mucho más importante que la física, es la dimensión espiritual y de ella puede extraerse inspiración y fortaleza.
Si fluimos con la vida, nos daremos cuenta que esa dimensión es atemporal pero todo es real, existe, continúa.
Si practicamos soltar los viejos conceptos y todo lo que ya fue, veremos que nada se pierde y este conocimiento interno trae paz y seguridad.
Yo estoy aquí, como una pequeñita parte del gran tapiz Cósmico, para invitarlos hoy a que reflexionemos.
Tal vez surjan estas preguntas;
¿Será que “ya hice todo en la vida y me toca quedarme auto-recluido, triste, gris, abandonado, viendo pasar los días en una existencia opaca, aburrida, sin ningún aliciente”? No. Nooo.
Es momento de salir al mundo y de dejar que brille la luz propia, para beneficio de los semejantes y de la sociedad toda.
Los mayores tienen la riqueza de las experiencias que los han hecho más abiertos y más bondadosos.
Una persona mayor puede brindar un inmenso servicio a la sociedad y a sus semejantes más jóvenes si es consciente de sus dones y los comparte.
Tal vez haya quienes no comprendan cómo, los mayores, pueden estar alegres, en paz, vitales, teniendo  problemas de salud y cortos años por delante.
La respuesta es que los mayores tienen un conocimiento interno, que no tienen los más jóvenes. Pero que pueden tomar de los mayores porque ese es su legado.
¿Qué necesita más el mundo de hoy? ¿Autos más veloces? NO.
Necesita más sabiduría, más calma, más paz, más alegría, más Amor!
Y es justo eso lo que los mayores tienen para ofrecer.

Despojarse del pasado  (advertencia a los mayores)
Esto lo tenemos que aprender sí o sí. Si no lo hacemos nos quedaremos sepultados en el tiempo.
El aferrarnos a lo que ya fue, a lo que ya pasó, sólo alimentará un sentimiento de vacío y de pérdida muy doloroso, inútil y destructivo.
Confiar en la vida, en cambio y soltar, será una grandiosa decisión!
Así, al despojarnos del pasado, hasta podemos descubrir nuevas facetas propias.
No somos un cuerpo físico! Somos Conciencia, Energía Amor, viviendo en un cuerpo! Jugando determinados roles, por un tiempo, porque la vida fluye y nos trae nuevas experiencias, nuevos roles, nuevos capítulos, para la persona que somos ahora.
Todo es comprender el juego, abrirse a él y disfrutar los días que siguen desgranándose en cada amanecer, teniendo muy en claro quiénes somos más allá de ese rol.
Cuando miramos nuestro rostro, vemos en él, en lo profundo de los ojos, algo que no envejece, algo que es atemporal, eso es lo que somos: Conciencia. Al identificarnos con Ella fluimos con la Vida, nos conectamos con el Verdadero Ser, con el Alma y esta percepción nos da Sabiduría y Paz.
Hay anuncios de que seguirá en aumento la población de tercera y cuarta edad, vidas longevas, que la sociedad no podrá seguir ignorando y tendrá que darles el lugar que les corresponde.
Pero, como siempre, lo primero será que hagamos conciencia para reclamar nuestro derecho a seguir actuando, participando como entes productivos, que comprenden que su venida a este mundo tiene y tendrá un sentido, “hacer su parte”.  Hasta el momento de partir para “mudarse” a la dimensión siguiente, donde nos esperan los que ya partieron.
Vamos queridos hermanos, a brillar, a brillar toda la Luz de su Alma, toda su riqueza, su equilibrio.
Valórence, estén en la vanguardia. Ya no se piensa como antes! No son de descarte, sino más vivos que nunca y radiantes de amor, de alegría.
¿Lo han notado? Ahora la gente canta, baila, ríe, hace bromas, juega. Está de moda!!! Ahhh, qué bueno, estar aquí para presenciar todo esto, verdad?   
Hagamos que la sociedad recupere el rumbo, que se conecte con el mundo interior y lo irradie.
A nosotros nos toca hacer eso. Por favor, no se dejen dominar por la pereza o la desvaloración, vamos levántense y anden.
Todos somos protagonistas y constructores del mundo, resucitándolo de tantos siglos de sombras e ignorancia.
Hagamos la armonía entre humanos y no humanos, con la Madre Tierra y todo lo bueno que fue creado.
Pasaremos por ese mundo dejando la impronta, la huella de una sociedad renacida a los auténticos valores.
Entonces sí, en forma gradual, emprenderemos el regreso hacia la Fuente que nos originó. 
¡Que ASÍ SEA!

2 comentarios:

  1. Jorge, gracias por contactarte. Me alegra que te haya sido útil el tema. Esa es mi razón de escribir!

    ResponderEliminar