El mundo será mejor cuando cada uno de nosotros sea mejor.
Te invito a compartir aquí las bases del auto-conocimiento y el cómo disfrutar de paz, alegría, salud y abundancia de todo bien que te corresponden por derecho natural.

martes, 2 de agosto de 2016

Agosto… lo empezamos con alegría?

Veamos, todo el contenido de este blog tiene por finalidad recordarnos que hay un Supremo Creador, que es todo Energía, luego están sus creaciones, nosotros, creados desde una Chispa de su Energía, a su Imagen y Semejanza. Sí, sí, tú, yo y todos somos así, indestructibles, Eternos, puros, bellos y perfectos, en nuestra Esencia, en nuestra Alma, en nuestro Espíritu o sea que ese es nuestro verdadero Ser. Esa es nuestra verdadera identidad.
     No me estoy refiriendo al “envase” o “vestiduras” que son nuestros cuerpos. Estos “equipos” nuestros quedarán aquí, devueltos a los componentes de la tierra, que los formaron. Y nuestra Alma o Conciencia se sentirá liberada.
Volará a seguir viviendo en una dimensión más sutil, donde ya no hace falta el cuerpo denso. Por lo tanto, ya no habrá ningún sufrimiento físico, ni mental, ni emocional (Si alguien necesita explicación sobre esto de los cuerpos, pide y te responderé). O buscas en el blog.
   Bueno… entonces ahora, creyéndote lo que dices, llénate de alegría, afirmando todos los días, estos bellos decretos que te doy.
   Qué si es importante?
Imagínate, los trillones de tus células copian, memorizan y reproducen eso en tus cuerpos.
      Decreto
    “Padre-Madre te doy gracias por mi vida, por mi cuerpo físico, que es el más  maravilloso instrumento del Universo.
     Yo ahora comando que cada átomo, célula, glándula, músculo, órgano, cartílago, hueso y función de mi cuerpo, acepta la luz deslumbrante que desde mi Presencia, cura, eleva y sostiene todo este templo del Dios viviente. Te doy gracias por mi puro y bien equilibrado cuerpo”.         

     Para juventud
    Todos deseamos sentirnos jóvenes caminar en forma rítmica y movernos graciosamente. Esto beneficia, ya que organiza a todos los electrones de nuestra aura.
    La juventud es una condición espiritual, es la Eterna Juventud, que también expresaría nuestro cuerpo carnal si no fuera por la discordia que produce el deterioro físico y las enfermedades.
    También la ciencia nos informa que todas nuestras células se renuevan en menos de un año.
Decreto
“Yo Soy rebosante de la Luz que revitaliza cada partícula de mi mente y de mi cuerpo.
Yo Soy lleno con ese resplandeciente, vibrante, sentimiento de juventud.
Yo Soy vivo, con el poder motivador de la acción.
Yo Soy joven, joven, joven. Yo Soy la eterna juventud”.
Decreto
Y finalizas, mirando al sol, abrazando su Luz:

 “Yo Soy Luz, Yo Soy Luz, Yo Soy Luz, atrayendo dentro de mi ser, la bendición y el amor de Dios.
Yo Soy absorbiendo esta Luz en toda partícula de mi mente y de mi cuerpo.
Yo Soy lleno de Luz y radiante de Luz.
Yo Soy agradecido, agradecido, agradecido a la Luz”.


Estos ejercicios están completos en el libro “Vivir Feliz”

1 comentario:

  1. Gracias María Inés! Saludos y un afectuoso abrazo.
    _Grace_
    México.

    ResponderEliminar