El mundo será mejor cuando cada uno de nosotros sea mejor.
Te invito a compartir aquí las bases del auto-conocimiento y el cómo disfrutar de paz, alegría, salud y abundancia de todo bien que te corresponden por derecho natural.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

PRIMAVERA, el renacer de la vida! Feliz día!


Maestros, Maestras y niños de todas las épocas… A evocar… ¿quién no se deleitó con este bello poema de Juana de Ibarbourou?
De niña lo memoricé  y aún disfruto recitándolo. Es tan bello!

Hoy, cuando todo empieza a florecer, brindemos nuestro cariño a quién nunca da flores.

LA HIGUERA

Porque es áspera y fea,
porque todas sus ramas son grises,
yo le tengo piedad a la higuera.

En mi quinta hay cien árboles bellos,
ciruelos redondos,
limoneros rectos
y naranjos de brotes lustrosos.

En las primaveras,
todos ellos se cubren de flores
en torno a la higuera.

Y la pobre parece tan triste
con sus gajos torcidos que nunca
de apretados capullos se viste...

Por eso,
cada vez que yo paso a su lado,
digo, procurando
hacer dulce y alegre mi acento:
«Es la higuera el más bello
de los árboles todos del huerto».

Si ella escucha,
si comprende el idioma en que hablo,
¡qué dulzura tan honda hará nido
en su alma sensible de árbol!

Y tal vez, a la noche,
cuando el viento abanique su copa,
embriagada de gozo le cuente:

¡Hoy, a mí, me dijeron hermosa!

Juana de Ibarbourou, poetiza Uruguaya



No hay comentarios:

Publicar un comentario