El mundo será mejor cuando cada uno de nosotros sea mejor.
Te invito a compartir aquí las bases del auto-conocimiento y el cómo disfrutar de paz, alegría, salud y abundancia de todo bien que te corresponden por derecho natural.

domingo, 30 de julio de 2017

SER O NO SER?

(Pido disculpas, no pude terminar el tema en la entrada anterior pero al menos dejé el anuncio)
Linda pregunta para esta tarde de domingo, verdad hermanos lectores?
Nos preguntamos a veces qué andamos haciendo por aquí, qué nos tocará hacer?
O mejor aún me pregunto, nos preguntamos, algún día, sobre esta cuestión mencionada nada menos que por Shakespeare?
Me gusta el desafío para mi misma y para ustedes. Voy a desentrañarlo de la manera más sencilla y clara.
A mi modo de ver lo primero que se me representa es que el uno pertenece al Yo Superior y el otro al yo inferior. Y la incuestionable verdad de que cada uno tiene el libre albedrío de elegir SER o NO ser, en su paso por este mundo.
Me referiré sólo a la existencia en esta vida. Aquí, ahora, tú o yo podemos elegir si viviremos una vida fructífera, creativa, desarrollando los talentos que poseemos, siendo hombres y mujeres que priorizan el SER, al tener, viviendo con autenticidad, con valores humanos básicos, enfrentando los desafíos, sirviendo, desarrollando nuestros días en paz y felicidad, sintiendo que el camino es lo importante, siendo honestos, alegres, aunque a veces también derramemos lágrimas.
Cumplir nuestra meta, dejar una huella, viendo y sintiendo a la vida como una oportunidad de fortalecernos ante los obstáculos, trabajando, sembrando semillas de amor, para que sean cultivadas por las generaciones venideras. En fin, misión cumplida.
Y que significa en este caso “no ser”. No lo planteo como dejar la vida física. Mi intención es ver qué distinta puede ser una vida de “no ser”.
“No ser” es vivir con limitaciones con estrechez de horizonte, sin disfrutar de la abundancia de bien que nos regala la vida. Es pasar sin aprovechar la oportunidad de crecer en conciencia, es dejarnos estar, vegetar, tal vez cediendo a la pereza, a la dejadez, que limita el disfrute que nos corresponde por derecho natural.
Nuestra Alma desea expandirse y para ello tiene el pensar-sentir que guiado por el Ser Interno conduce el timón por aguas tranquilas, de plena realización.   
Cerrando el tema, llego a la conclusión de mi visión inicial:
Dónde está el “SER”? Está en Yo Soy.
Dónde el “no ser”? en el yo inferior, humano, conflictivo, pesado…
¡Ahhh hermanos… cuánto cuesta a veces, darnos cuenta que aquí y ahora podemos vivir en un nivel superior, de Verdad, de Luz, de Paz, de Amor… de auto-satisfacción, tan sólo por habernos atrevido a tomar el mando de nuestra vida!


No hay comentarios:

Publicar un comentario