El mundo será mejor cuando cada uno de nosotros sea mejor.
Te invito a compartir aquí las bases del auto-conocimiento y el cómo disfrutar de paz, alegría, salud y abundancia de todo bien que te corresponden por derecho natural.

lunes, 7 de agosto de 2017

El dominio de las emociones negativas

 Qué ideas tenemos sobre nosotros mismos?
1- Nos vemos como personas capaces, fuertes, con valor?
2- O creemos que somos débiles, flojos, dominables por emociones de tristeza, enojo, temor…?
La primera opción es muy buena, se tiene pleno dominio sobre las emociones pero la segunda nos hace fáciles de caer bajo el manejo de esas emociones negativas.
La felicidad es nuestro estado natural interior pero cuando nos salimos de nuestro centro alguna mala emoción nos invade al instante, trayéndonos dolores de todo tipo.
¿Saben ustedes que eso es  ir en contra de las Leyes del Universo? Pues sí! Y eso es malo!
Entonces, será necesario revertir pronto el cuadro emocional. Ver y transmutar esa energía.
El sufrimiento, las malas emociones y estados depresivos niegan la capacidad de vivir bien, niegan al YO que es siempre feliz y alineado con Dios.
Niegan su gran poder que todo lo puede cambiar.
Niegan su naturaleza divina que es abundante y alegre.
Niegan el Alma que desea siempre sentirse bien, en paz y feliz.
   Niegan las fuerzas del Cosmos capaces de transformar y renovar todo.
Niegan también tener cuerpos armoniosos!
Todo eso rechazamos cuando damos más importancia a los malos pensamientos y las malas emociones!
¿Por qué entonces no vivimos como queremos, contentos y felices?
Porque vamos en contra del Espíritu cuando aceptamos las malas emociones!
No caigamos en la trampa de esas entidades cuyo alimento es la energía teñida de enojo, tristeza, temor …
Al darnos cuenta, actuar y volver al equilibrio.
Todo el Universo fluye en armonía. Pongámonos en su flujo!
Cultivemos las buenas emociones, las mejores creencias y tendremos los mejores frutos!
“Quien tenga oídos, oiga”

No hay comentarios:

Publicar un comentario