El mundo será mejor cuando cada uno de nosotros sea mejor.
Te invito a compartir aquí las bases del auto-conocimiento y el cómo disfrutar de paz, alegría, salud y abundancia de todo bien que te corresponden por derecho natural.

sábado, 18 de septiembre de 2010

A VECES ME PARECE...

Ahora que ya tenemos claro qué es lo que yo transmito como Enseñanza Metafísica podemos dar comienzo al desarrollo de otros temas.
A veces me parece que “predicar” una hermosa forma de vida en nuestro mundo tal como está, puede parecer a algunos, una utopía.
A veces también me pregunto ¿valdrá el esfuerzo? Estos pequeños granos de arena ¿serán suficientes para llevar Paz al mundo?
¿No será anticuado lo que enseño? ¿No me habré quedado en el tiempo?
¿Será que debo dar “novedades” que es lo que la gente busca permanentemente?
Cuando doy un vistazo a distintas latitudes, cómo se vive, qué cosas se hacen... O cuando miro distintos canales en televisión me digo aquí hay demasiadas cosas mal. Este mundo no puede continuar así. Siento que a esta civilización hay que hacerla de nuevo. Y claro, esa tarea parece gigantesca, monumental, más allá de toda posibilidad de construir una nueva forma de vida. ¿Cómo llegar a tantos millones?
También, cuando veo en tanta profusión de mensajes, ya cansadores... cómo, quienes hablan se esmeran en disfrazar a las antiguas Enseñanzas con nombres nuevos, para atraer gente a quienes deslumbran con “novedades”, me digo “esto no va”.
¡Y lo más desafortunado aún es ver, cómo estafan con sus precios a personas incautas!
Ni qué hablar de cuan bajo van cayendo nuestros programas televisivos, groseros, violentos, vergonzosos, donde “todo vale” con tal de lograr una audiencia que se alimenta de bajezas....
UHF hay tanto que hacer!
Este panorama que describo, muestra que tengo los ojos bien abiertos. Bien sé lo que pasa en el mundo distorsionado pero pese a todo hay una ESPERANZA. Siempre, siempre que los valores caen, que la corrupción se enseñorea, todo se va al fondo para volver en el RENACIMIENTO de una civilización depurada, limpia, donde vivir sí, es algo gratificante, que en suma es, Vivir como Dios Manda!
En la próxima entrada fundamentaré qué pienso, qué decido, qué hago, ante este cuadro aparentemente desolador.

Sé también, que detrás de las “nubes oscuras” siempre está la Gloriosa LUZ del SOL ¡y a Ella me aferro cada día más!

No hay comentarios:

Publicar un comentario