El mundo será mejor cuando cada uno de nosotros sea mejor.
Te invito a compartir aquí las bases del auto-conocimiento y el cómo disfrutar de paz, alegría, salud y abundancia de todo bien que te corresponden por derecho natural.

viernes, 17 de diciembre de 2010

EL AMOR, FUERZA CREADORA

El Amor“esa rara flor que todo hombre ansía” ¿qué  es?
Entendemos por amor, ese sentimiento que nos acerca unos a otros y nos lleva a realizar acciones para demostrarlo. Amor es el calor, la energía que todos necesitamos para sentirnos bien, saludables, amados y confortados. El amor es buena voluntad, comprensión, tolerancia, misericordia, perdón, respeto,  compasión, solidaridad,  cooperación, consuelo, ternura, cariño, afecto...

Ahora, al decir, Dios es Amor, estamos diciendo Dios es Energía Creadora, acción. Amor es la fuerza que mueve al mundo. Dios creó un Universo maravilloso, un planeta como el que habitamos con todos los regalos de la naturaleza, primorosamente, cuidadosamente preparado, para que finalmente lo habitara su máxima creación: el hombre, a  quién hizo a Su Imagen y Semejanza, es decir, de su misma Esencia Luz Electrónica.
Podemos sentir así Su Amor como un sentimiento magnánimo y alabarlo, adorarlo, amarlo por habernos dado todo tan generosamente, manifestado, justamente en su aspecto Madre Naturaleza, la que crea, reproduce.

Él es el TODO. Él es cada partícula de Luz en todo lo que vemos, tocamos y sentimos. Él se individualiza (no se divide) como mineral, vegetal, humano y  Reinos  Superiores. Se individualiza como aire, agua, fuego, tierra, éter. Él mismo está presente, viviente, actuando en cada electrón, en cada partícula de Luz que forma todo, todo lo que existe. ¿Por qué?  Porque no hay nada fuera de ÉL. En ÉL vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser.

Sin pretender definir a Dios porque es incognoscible, humildemente trato de comprender y explicar lo que nuestro nivel de conciencia puede captar, lo que más se aproxime a nuestro entendimiento terreno. Dios mismo está en cada célula, en cada átomo, en cada electrón de nuestros cuerpos. En cada cabello está también su energía, Su Presencia. Igualmente está en cada partícula que forma nuestras casas, muebles, artefactos, automóviles, nada hay sin Dios porque ÉL es energía viviente, inteligente, activa. Por lo tanto el amor es el poder cohesivo, la energía inteligente, dinámica y creadora.

Continuará

No hay comentarios:

Publicar un comentario