El mundo será mejor cuando cada uno de nosotros sea mejor.
Te invito a compartir aquí las bases del auto-conocimiento y el cómo disfrutar de paz, alegría, salud y abundancia de todo bien que te corresponden por derecho natural.

viernes, 7 de enero de 2011

LAS TRES ETAPAS DEL AMOR

Debimos interrumpir el tema "Amor", para desarrollar lo de Navidad y fin de año. Ahora lo retomamos con lo siguiente:  

En nuestro crecimiento interno se dan tres etapas, como veremos.

1ª etapa: en ésta se desarrolla la primera asociación, la de padres-hijos.
El padre y la madre vuelcan todo su amor y solicitud hacia sus hijos y los hijos vuelcan su afecto y deificación hacia sus padres. Ellos son su modelo y tratan de imitarlos. Éste es el pequeño grupo familiar que vive en su reducido mundo de afectos.

2ªetapa: en ésta ya se desarrolla la amistad, el intercambio de conciencia, de afectos, la lealtad, la asociación gozosa, dependiendo del desarrollo de cada persona. Se  brinda a otros  seres  que  no son el  núcleo primario y se apoyan unos a otros en momentos difíciles.

3ªetapa: en ésta, las personas eligen dar su amor, usar sus actitudes, sus talentos y sus conciencias en un servicio siempre creciente por la raza humana. Pero no hay muchos en este grado de desarrollo del amor.

Sobre yo me amo


¿Qué significa “yo me amo”?
“Yo me amo” significa que amo a las partículas de Luz que Yo Soy. Amo a mi cuerpo-templo porque está formado de los puros electrones Divinos. Si no los amara, no estaría amando a Quién los creó.
Si yo no me amo no puedo amar a los demás.
“Ama al prójimo como a ti mismo”, dijo Jesús.
Dando vuelta la expresión podríamos decir “como a ti mismo ama al prójimo”, porque el prójimo es otro tú. No hay separación, él es igual a ti, en su Esencia.
El decir, “yo me amo” significa amo al verdadero Ser de Luz que Soy.

En el caso de una persona con sobrepeso, por ejemplo, no es correcto que diga “yo amo a mi gordura”, “yo apruebo a mi cuerpo gordo” pero tampoco se debe odiarlo. Sí, podemos obligarlo a que exprese la belleza de un cuerpo esbelto y Perfecto como Dios lo creó. ¿Cómo?
- Limpiando las negatividades acumuladas.
- Empleando la Luz Violeta.
- Cambiando la Imagen Mental.
- Pensar, imaginar, visualizar “Yo Soy armonioso, delgado, simétrico, Perfecto”.   
- Y de hecho ejercer el control de lo que se ingiere. Esto es “yo me amo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario