El mundo será mejor cuando cada uno de nosotros sea mejor.
Te invito a compartir aquí las bases del auto-conocimiento y el cómo disfrutar de paz, alegría, salud y abundancia de todo bien que te corresponden por derecho natural.

domingo, 18 de octubre de 2009

EL SEPTIMO DIA, EL DOMINGO

Diálogo con Dios
- Mira Padre, hoy quiero hacerte una pregunta casi infantil ¿qué se puede hacer los domingos?
Aquí muchos lo sienten como un día triste, contagioso, varios se deprimen y los sicólogos dicen que esa tristeza dominguera “es un estado común a muchos” pero me parece que Tú no debes haberlo creado así al séptimo día.

- Te respondo: hice el domingo como último día de la semana, para que todos pudieran descansar, recuperar sus energías, estar con sus seres amados, pasear, divertirse.
¿O es que quieren ser esclavos del trabajo de lunes a domingo? ¡Eso no puede ser!
¿Quién los manda a ponerse tristes?
¿Qué es eso de “reaburridos”?
¿Es que no quieren todos los regalos del día domingo? Y si los quieren por qué no los toman y disfrutan?
Ya sé que los presiona y fuerte esa onda de “bajón” aún sin quererlo pero ¡hagan algo! Inventen, usen la creatividad.
Mmmm he visto tantos quejosos cuando están llenos de todo...
Vamos, cambien esas caras, organicen algo y no sigan “engordando” esos sentimientos deprimentes.
¡Escuchen buena música, rían con ganas, desde adentro, jueguen, siéntanse niños, encuéntrense con amigos, bailen, disfruten la naturaleza!
No sean dóciles ovejas siguiendo todo lo que la costumbre les impone. ¡Y a no quejarse, eh!
Si no inventan algo lindo y esperan ese día con alegría, ustedes son responsables.

- ¡Pero Dios, nos agarra y fuerte, nos envuelve como real, esa “onda” y duele hasta en la carne!

- No me hagan enojar (que no tengo ganas). Los quiero ver alegres y felices, ese es mi Plan para ustedes, despierten y disfruten los regalos que les doy en cada día.
Ahora ya lo saben, vivan un domingo glorioso, contentos, cantando. ¡Quiero ver sus rostros embellecidos por una hermosa sonrisa!
Después de todo un “Santo triste”, no es más que un “triste Santo”.
Los hijos de Dios cantan de dicha.
¡Feliz domingo, entonces!

1 comentario:

  1. Feliz domingo para ti María y para todos los lectores de este blog alto astral como dicen los brasileños!!!!!Besos.

    ResponderEliminar