El mundo será mejor cuando cada uno de nosotros sea mejor.
Te invito a compartir aquí las bases del auto-conocimiento y el cómo disfrutar de paz, alegría, salud y abundancia de todo bien que te corresponden por derecho natural.

lunes, 12 de octubre de 2009

PARA SENTIRTE EN PAZ

Aunque la paz es el estado natural de tu Ser Espiritual, si algún día sientes que estás triste, con displacer, deprimido... diría que tu yo humano no está en paz.
Vamos a suponer que esto se debe a que estás viviendo enloquecidamente.
Ya no ríes, tu vida es una constante preocupación por todo, apuro, exigencias, obligaciones...

Recuerda que las causas están en ti y que nadie puede modificar desde afuera, lo que vive en tu mente.
Aquiétate, armonízate, pide Iluminación Divina y comienza a reflexionar.
Es muy útil que escribas lo que vas sintiendo, sin esconder nada. Así podrás ver claro.
De nada sirve que ocultes algunas cosas por vergüenza.
Si aún retienes tus errores, seguirán allí, afectándote.
Busca opciones. Siempre eres tú el que elige.


Comienza tu diálogo más o menos así:
- ¿Por qué me siento fastidiado, irritable, disgustado, cansado, mal, sin paz?
- Por mi forma de vida.
- ¿Y por qué vivo así?
- ¿Qué tendré grabado en mi memoria?
- Que nada puedo postergar, que me tengo que apurar, que el tiempo no me alcanza, que debo hacer todo ya mismo.
Estoy prisionero de los excesos y por eso vivo en desequilibrio.
- ¿Qué puedo hacer?
- Puedo frenarme. Darme cuenta que me estoy auto-destruyendo. Que la vida así, no es vida.
Voy a concientizar desde ahora, que si tengo muchas obligaciones, tendré que organizarme más.
(Y entonces comienzas a elaborar tus proyectos para vivir distinto, mejor).

No hay comentarios:

Publicar un comentario