El mundo será mejor cuando cada uno de nosotros sea mejor.
Te invito a compartir aquí las bases del auto-conocimiento y el cómo disfrutar de paz, alegría, salud y abundancia de todo bien que te corresponden por derecho natural.

lunes, 9 de noviembre de 2009

CONOCETE

TEMA 2

Al mirarte al espejo, ves reflejadas la imagen de tus formas, es decir, tu cuerpo físico.
Por ser esto lo único que ves, has llegado a pensar que tú eres eso que ves y que ven los demás.
Así, la mayoría de las personas hemos tenido por muchísimos años esta identificación con el cuerpo físico.

Cuando por primera vez leemos o escuchamos la expresión de algún Maestro “Tú no eres el cuerpo físico”, nos resulta sumamente extraño. Nos sacan el único punto de referencia que hemos tenido desde pequeños y nos preguntamos, entonces ¿qué soy?

Según la Sabiduría, Tú Eres Conciencia, Espíritu.
¿Y qué es el Espíritu?
El término Espíritu proviene del Latín “Spíritus”, soplo vital. Sustancia incorpórea. Es el Aliento de Vida. Eso Eres tú.
Eres en Esencia, una partícula de Dios, de la Gran Luz.
Eres una Chispa Divina, con Conciencia propia, que en un momento Cósmico quiso venir a habitar este planeta.

Esa Chispa auto-consciente que Tú Eres, para poder habitar este planeta físico, necesitaba tener coberturas de protección. Entonces fuiste dotado de cuatro envolturas o cuerpos para poder andar moverte y crear.
Pero repito, Tú no Eres tus cuerpos. Tú Eres Espíritu, Conciencia, Vida, que anima a tus vehículos o cuerpos, o sea a tu personalidad, que también puedes llamar yo personal.

Desde tu Espíritu, desde tu Yo Superior o Chispa Divina, es decir, desde tu Yo Real, baja gran cantidad de Energía pura, que es conducida por un Rayo de Luz, que desciende hasta tu corazón y se ancla allí, manifestando estos Dones:
- Voluntad, Fe, Fortaleza y Protección.
- Inteligencia Superior Intuitiva, Discernimiento, Sabiduría.
- Amor, el poder cohesivo más grande en el Universo.
Estos son los tres Aspectos Primordiales del Creador y tú también los tienes, en tu corazón.
De allí toma tu yo humano la energía para alimentar a tus cuerpos externos o instrumentos, que son:
1. El cuerpo físico o denso, el que ves.
2. El cuerpo etérico, que rodea e interpenetra al físico.
3. El cuerpo mental, que rodea al anterior.
4. El cuerpo emocional que es el más grande y el más externo.

Tus cuatro cuerpos se interpentran y para que lo comprendas mejor te daré una sencilla comparación. Llena un vaso con piedritas, luego llénalo también con arena, después llénalo también con agua y bueno... también hay aire, allí, verdad?
Así puedes ver que están los 4 elemenos juntos interpenetrándose.

Tus 4 cuerpos son “tu casa”, digamos, porque Tú, tu Ser Espiritual vive dentro de ellos.
Todos están formados de Energía Universal, de partículas inteligentes que, a su vez, forman los átomos.

Resumiendo, ahora podrías afirmar: "yo, en Verdad, Soy un Ser Espiritual, dotado de 4 cuerpos o envolturas, viviendo aquí en la Tierra como un ser humano".


En el próximo tema veremos cómo puedes realmente ser el conductor de tus cuerpos y de tu vida toda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario