El mundo será mejor cuando cada uno de nosotros sea mejor.
Te invito a compartir aquí las bases del auto-conocimiento y el cómo disfrutar de paz, alegría, salud y abundancia de todo bien que te corresponden por derecho natural.

lunes, 23 de noviembre de 2009

LA LUZ VIOLETA

TEMA 8
En este tiempo ya no resulta extraño hablar de la Luz Violeta.
Muchas personas actualizadas en conocimientos, ya han comprendido aunque sea intelectualmente, qué es la Luz Violeta y para qué se la usa.
Ha contribuido mucho a esta comprensión, la difusión del uso del Rayo Láser, en el sentido de que ahora, muchos tienen idea de que un rayo de luz, potente como el Láser, puede actuar en las células para curación.
El conocimiento de la Luz Violeta es muy, muy antiguo pero no estaba difundido.
En la antigüedad, los Maestros de Sabiduría la conocían y la usaban pero la masa de la humanidad aún no estaba preparada para comprender esto.

Desde 1954 se intensificó la difusión de lo que es la Luz Violeta, para que muchos nos pudiéramos beneficiar enormemente al usarla a diario en lo personal y también para ayudar a nuestro planeta, en su evolución.
Veamos ahora qué es la Luz Violeta y cómo usarla.
La luz, como ya vimos, tiene colores. Tres son los colores primarios y de ellos se forman los demás, por combinación del azul, el amarillo y el rojo.
Así, si unimos el azul con el rojo, obtenemos el color violeta. Esto es así en el Plano Físico y también en el Plano Espiritual.
El azul representa la Voluntad Superior, el Poder, el aspecto Padre.
El rojo, o rosa, representa el Amor, el aspecto Madre.

Al uso de la Luz Violeta se lo relaciona con el Perdón. El Perdón es borrar los errores y faltas, las malas acciones, el mal uso de la energía, toda causa que hayamos generado y cuyos efectos lamentables sufrimos.
La Luz Violeta es disolvente, consumidora, limpiadora y devuelve a nuestras energías su original pureza.
Al usarla, evitamos las consecuencias de nuestros errores pasados, evitamos que esa energía discordante que alguna vez emitimos, retorne a nosotros, como una “lección” a rendir, muchas veces causando sufrimiento, el que a su vez genera más negatividad, cuando nos rebelamos por lo que nos toca vivir.
De esta forma pacífica, al usar la Luz Violeta, para consumir, para disolver errores, podemos hacerlo sin sufrir.
Ya no tienes necesariamente que pagar tus culpas con el sufrimiento que purifica. Puedes empezar a quitarte ese peso de encima, ya que puedes liberarte usando estos conocimientos y también puedes ayudar a tus semejantes.

Si te atormenta tu pasado y crees que ya no mereces lo bueno, por favor, borra esa idea.
No hay condenación eterna, sino liberación, cambio, transmutación, transformación, crecimiento en conciencia.
El sufrimiento expiatorio es ahora sustituido por el crecimiento espiritual de las personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario