El mundo será mejor cuando cada uno de nosotros sea mejor.
Te invito a compartir aquí las bases del auto-conocimiento y el cómo disfrutar de paz, alegría, salud y abundancia de todo bien que te corresponden por derecho natural.

jueves, 26 de noviembre de 2009

EL BUEN USO DEL DINERO

TEMA 10
Y seguimos con el buen uso de la Energía, que de eso trata este curso.
¿Veamos algo sobre el uso de la energía dinero?

¿Qué sabemos sobre el dinero? ¿Es bueno o no? ¿Es malo aspirar a tener dinero? ¿Y la ambición?
¿Qué significa tener dinero? Significa liberación económica, satisfacción y confort. Es la sustancia necesaria para desenvolvernos en este mundo. La Verdad, es que cada persona tenga todo lo que necesita, la abundancia de todo bien. Pero como la escasez de dinero es una de las apariencias de este momento, común a muchas personas, te invito a que conozcas la forma de salir de esta limitación.
Primeramente entérarte de que hay una Ley de Oferta y de Demanda. Esto quiere decir que el Universo ofrece pero la demanda, demandar lo que necesitas, es cosa tuya. O sea que si tú no demandas, no pides, no creas pensamiento de abundancia, la oferta del Universo seguirá ahí, siempre lista pero no llegará a ti.
Es tu mente la que tiene que decirle a tu subconsciente qué quiere que reproduzca y sostenerte en eso.


Entérate de que se puede ser muy espiritual y a la vez vivir en la pobreza, si no usas tus pensamientos para crear y aceptar la abundancia.
Muchas personas creen que siendo buenas ya cumplen con el requisito y que todo les va a venir. No es así, no se canjea bondad por dinero. Además de ser buenas personas, correctos, justos, se debe demandar, estipular lo necesario.

Es cierto que tu Yo Superior ya sabe lo que necesitas pero Él actúa sólo a través de tu mente terrena.

Ve claramente esto. Si tus pensamientos rechazan el dinero, por ejemplo, por considerarlo reñido con la espiritualidad, no podrás nunca atraer el dinero necesario. Sólo tus pensamientos de abundancia pueden atraer abundancia porque la sustancia que te rodea copia lo que tu piensas. Por eso es imposible que seas pobre si tus pensamientos son de abundancia.


Lamentablemente muchos hemos sido formados en la creencia de que si somos espirituales, debemos huir de las riquezas.
Así crecimos escuchando expresiones como “el dinero es la perdición del hombre”, etc. Nuestro memoria etérica grabó esos conceptos erróneos y por eso inconscientemente nos alejamos todo lo que podemos del dinero, porque lo tenemos asociado a “cosa mala”.

Tener dinero no es “malo”, no nos hace pecaminosos. Lo único malo puede ser el mal uso, como vicios, avaricia, acaparación, despilfarro, explotación, mezquindad, ostentación, ambición desmedida, etc. Esto sí, ¡es "la perdición del hombre!".

Si tienes dinero y lo destinas a uso, servicio y confort, estás haciendo muy buen uso de él.Un digno Hijo de Dios merece vivir en abundancia. Y no te preocupes por quienes acumulan dinero “mal adquirido”, ya que cada uno recibe su cosecha.

Evita desperdiciar energías en quejas, desaliento, temor a la pobreza o envidia por lo que otros tienen, ya que todo esto no te soluciona nada y te afianza más en la pobreza.

Acostúmbrate también a dar por el gozo de dar pero no des con sensación de mezquindad, ni te prives de cosas necesarias, regálate y luego regala también.


Si piensas que tal vez usaste mal el dinero en el pasado, usa la Ley del Perdón de esta forma:
“Yo soy la Ley del Perdón y del olvido de todo mal uso del dinero en mi vida presente o en el pasado”. Gracias Padre-Madre.

Recuerda: la sana aspiración a tener todo el confort, para uso propio y servicio a los demás es muy buena.
La ambición es codicia, avaricia, egoísmo, mezquindad. ¡Destruye!

De aquí en más, sé coherente en tus expresiones y actitudes respecto al dinero, según lo aprendido ahora.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada